Ventajas del masaje hawaiano que seguramente no conoces

El masaje hawaiano o Lomi Lomi como también se le conoce, es un fabuloso tratamiento originario de Hawái como su nombre lo dice, esta es una técnica terapéutica milenaria que se ha pasado de una generación a otra.
La filosofía donde tuvo su origen el Lomi Lomi, relaciona de forma armoniosa el funcionamiento del cuerpo y la mente para promover la curación a través de este equilibrio que se logra por medio del amor, la comprensión, el respeto, el perdón, la tolerancia y la aceptación.

Como en la cultura hawaiana se miden las cosas en función de la energía de éstos, se tiene la creencia que ciertas ideas, acciones o pensamientos son capaces de bloquear el flujo de las energías tal como lo hace la tensión de la musculatura.
Lo que nació como parte de los rituales de celebración de las tribus de Hawái, ha llegado al mundo moderno para quedarse como una de las terapias manuales más efectivas para recuperar el equilibrio energético perdido.
Pareciera que esto no tiene nada que ver con un masaje, pero la realidad es que desde la disposición y ánimo con el cual el terapeuta o masajista, imparta sus masajes, se puede canalizar las energías que están bloqueadas.


¿Cómo se realiza el masaje hawaiano?

Tal como sucede con las terapias de los quiroprácticos y la osteopatía, el masaje hawaiano se realiza por medio de técnicas profesionales realizadas con diferentes partes del cuerpo del masajista: codos, dedos y manos, con los cuales se logra le estimulación de diferentes puntos del cuerpo donde se concentran mayores niveles de tensión emocional y muscular.


Propiedades del masaje hawaiano

El masaje hawaiano ha ganado gran aceptación del público ya que en primer lugar, no hay contraindicaciones ni efectos secundarios, lo cual deja solo un cúmulo de beneficios para el cuerpo y la mente del paciente. Desde la primera sesión de masaje hawaiano, se puede percibir una notable mejoría del cliente.
Las propiedades tranquilizantes del masaje hawaiano, son sin duda alguna uno de sus grandes atractivos ya que permite que las personas consigan el equilibrio perfecto entre el plano físico y el espiritual, liberándose así de tensiones y estrés.

El masaje hawaiano permite alcanzar el equilibrio energético tanto de forma interna como con la energía universal. Si el cliente tiene problemas musculares debido a que está sometido a altos niveles de estrés y diferentes trastornos nerviosos, puede alcanzar una mejoría y sanación a su condición a través de masajes que le ayuden a regular el flujo de la circulación sanguínea.


La depresión se logra reducir ya que se promueve un balance energético en el paciente, debido a que el masaje hawaiano trabaja no solo el aspecto físico a través de la musculatura, sino que trata el aspecto espiritual y psicológico, logrando la armonía necesaria.
Ayuda a tonificar el cuerpo mejorando no solo la apariencia física sino que mejora la flexibilidad y la movilidad de las articulaciones. De esta forma, se ayuda a padecimientos como elongaciones, que pueden limitar un poco la movilidad del cliente.
El masaje hawaiano es una técnica que permite lograr la armonía en el cuerpo y la mente y a su vez con el entorno, sin duda alguna es una excelente opción para darle un cariño a tu cuerpo y mejorar tu calidad de vida.

Item added to cart.
0 items - 0.00