Reafirma los músculos y articulaciones con el masaje sueco

Si estás buscando un masaje que te ayude a reafirmar tus músculos y articulaciones entonces lo que necesitas es un masaje sueco. El objetivo principal del este masaje es eliminar las tensiones y reafirmar músculos y articulaciones.
La mayoría de las personas lo piden por el efecto tonificante y relajante, además de que favorece el buen funcionamiento del sistema circulatorio y la circulación linfática, también es ideal para eliminar toxinas, mientras ayuda a tu cuerpo a reencontrar su equilibrio natural.
Este masaje lo mejor a la hora de querer relajar cuerpo y mente. Una de sus características más resaltantes es que gran parte de los movimientos que realiza el masajista debe realizarlos en dirección al corazón, esto sirve no solo para activar las articulaciones sino para mejorar el bienestar de la persona.
El masaje sueco es una de las técnicas curativas más antiguas del mundo, sus raíces traen historias de las civilizaciones china, egipcia e hindú, y greco-romana.
Fue el medico sueco Per Henrik Ling quien usando estas historias, crea un sistema de ejercicios físicos, pensados principalmente para corregir y fortalecer las debilidades y deficiencias corporales, este sistema de ejercicios es conocido como Sistema Ling del movimiento, famoso por combinar el ejercicio, los masajes y el sauna.


Como se hace el masaje sueco

El masaje comienza con la persona tumbada boca abajo y lo primero que se trabaja es la espalda con unos movimientos para relajar, al tiempo que emplea algunas fricciones para que el cuerpo entre en calor. Seguidamente el masajista enfoca todos sus movimientos en sentido centrípeto (hacia el corazón), esto con el fin de que la sangre comience a fluir y a renovarse. Después el masaje sigue con la parte trasera de cada pierna.

Como segunda fase la persona debe darse vuelta para que el masajista pueda trabajar la parte delantera de las piernas, los brazos, dejando de último el cuello y los hombros.
Luego vienen los amasamientos, estos se hacen para tonificar y nutrir los músculos del cuerpo. Por último, se termina la sesión con presiones, vibraciones o cacheteos dejando para el final una última tanda de movimientos relajantes.

Una sesión de masaje sueco dura entre 45 y 50 minutos, pudiendo extenderse hasta los 75-90 minutos si se requiere de una atención más profunda.

El masaje sueco tiene muchos beneficios, aquí te dejamos algunos de los más resaltantes:

  • Ayuda con la circulación sanguínea
  • Mejora la circulación linfática y su efecto de drenaje
  • Limpia y mejora el aspecto de la piel
  • Aumenta el tejido muscular, haciéndolo más firme y elástico
  • Elimina el tejido adiposo
  • Mejora el metabolismo aumentando la cantidad de orina
  • Ayuda especialmente al aparato digestivo, ayudándolo a vaciarse.
  • La persona se siente más relajada y aliviada.
  • Masaje sueco: ¿Para qué sirve?
  • Contracturas,  y esguinces
  • Problemas de circulación, varices y arteriosclerosis
  • Artrosis y escoliosis
  • Dorsalgias y lumbalgias
  • Estreñimiento
  • Tratamientos anticelulíticos
  • Tratamientos deportivos
  • Embarazo (si no es de riesgo)
  • Estimulación de la salud en general

Contraindicaciones del masaje sueco

Este masaje debe evitarse en caso de:

  • Enfermedades de la piel y del cabello
  • Inflamaciones con enrojecimiento, calor o dolor
  • Infecciones y enfermedades hemorrágicas, tumorales y cancerosas
  • Traumatismos con herida abierta
  • Fracturas y fisuras
  • Enfermedades vasculares
  • Lesiones cerebelosas
  • Enfermedad de Parkinson
  • Cálculos de riñón o vesícula
  • Úlceras internas y quemaduras.

Así que si estás buscando un masaje completo y profundo, el masaje sueco es el indicado para ti, así que no dudes en contactar a nuestros profesionales para pedirles este espectacular

 

Mikiel ga
Author: Mikiel ga

Deja un comentario

* Se requiere casilla de verificación RGPD

*

I agree